Enfocar en el aquí-ahora

La vida ocurre aquí y ahora. ¡Qué bellas palabras y que tópico!. Detrás de esa frase hay un conocimiento muy profundo, y muy útil… si conseguimos integrarlas de verdad:

- Ahora:

Lo que te esté pasando en este momento está situado en tu ahora. Da igual donde estés, como seas, la edad que tengas, tu género, … todo lo que te ocurre, te ocurre ahora. Lo que recuerdas ya ha pasado, y aunque lo tienes en tu memoria lo estás recordando en este momento preciso, en el ahora. Lo que va a pasar son hipótesis, conjeturas...y lo estás pensando con tu imaginación, con tus fantasías. Y lo estás anticipando ahora.

Esto tiene implicaciones para nuestra salud psicológica. A veces nos pasa que estamos viviendo situaciones en base a como fueron, comportándonos con hábitos que ya no nos sirven (podemos estar metidos en un bunker cuando ya no hay guerra). En relación al futuro ocurre lo mismo, podemos estar anticipando lo que va a pasar, nos fabricamos nuestra propia película, nos la creemos y actuamos en base a nuestro guión (podemos dejar de volar en avión porque pensamos que va a estrellarse cuando realmente la probabilidad de que ocurra es muy pequeña). En ambos casos estamos mal situados (es como si yo me comporto como si estuviera en la película de miedo que pusieron ayer cuando hoy en una comedia). Lo estamos pasando mal y no nos damos cuenta de que el escenario que tenemos delante es otro, y se nos olvida lo que tenemos presente, como estamos ahora y qué necesitamos en esta situación ahora.

Esto no quiere decir que no sea útil recordar o plantearse qué puede ocurrir mañana, pero la vida sucede en el presente.

La terapia Gestalt nos ayuda a darnos cuenta de qué necesitamos ahora y ver qué podemos hacer al respecto. Cuando nos quedamos en el ahora de repente la realidad se nos hace más vívida, una señal de que estamos más en el contacto. El Psicólogo o Terapeuta nos va a centrar en nuestro ahora mediante el Proceso de Terapia.

- Aquí:

Lo mismo ocurre en el Aquí. La vida que vives está ocurriendo aquí, en el sitio donde estés en este momento. Eso no quiere decir que no exista el resto del mundo, ni que no sea útil tenerlo en cuenta a veces, pero volvemos a lo mismo, si nos quedamos demasiado en la imaginación de lo que está pasando en otros lugares, de lo que pasará mañana en el trabajo, o lo que pasó ayer en el metro, estamos evitando ver que nos está pasando aquí, y se nos olvida que tenemos intereses aquí, que quizá sea de lo más importante para nosotros.

Una forma de estar conectados con lo que ocurre aquí y ahora en nuestro medio externo es utilizar los sentidos. Para estar conectados con lo que sucede en nuestro interior podemos tomar conciencia de lo que sentimos y experimentamos, así como de lo que estamos pensando Ejemplo: En este momento yo estoy en mi despacho. Escucho el ruido del ordenador y de las teclas al escribir. Noto que mi respiración la paro, siento un poco de dolor se cabeza. El teclado es negro y las letras de las letras son blancas. Noto un dolor en la parte posterior de mi cuello. Tengo un poco de sueño. Veo la luz de la lámpara que ilumina la mesa de madera y la pared de color ocre. Veo los grumitos que tiene la pared. Noto la boca con sabor a las patatas y coca cola que acabo de comer y me dan ganas de lavarme los dientes. Afuera es de noche. Hace un poco de calor en la habitación. Noto mi espalda apoyada en la silla y siento un dolor, me recoloco y estoy mejor. Respiro, …

Te propongo un pequeño experimento para darte cuenta de tu experiencia aquí y ahora…

Párate un instante…. Párate a percibir como es tu vida aquí, como es ahora…
Utiliza tus sentidos…
Qué es lo que estás viendo…describe lo que ves en el lugar en el que estás
¿Qué oyes?
Toca las cosas a tu alrededor, nota el tacto, las texturas
Mira a ver si detectas algún olor…
Siente la temperatura..¿hace frío?¿calor?¿templado?
Si estás comiendo algo fíjate en los sabores que estás degustando…
¿Qué sensaciones tienes? ¿Estás triste, te duele algo, estás excitado, contento?. ¿Tienes sueño?
¿Qué estás pensando? Date cuenta de que el contenido de lo que piensas puede no referirse a lo que te ocurre aquí y ahora, pero sí que lo estás pensando aquí y ahora…

Lo que acabamos de ver nos da una pista de que a veces nos fabricamos realidades mentales que nos hacen sufrir cuando no estamos aquí ahora (sea por el recuerdo que tenemos de nuestra vivencia o por anticipación) y nos las creemos como si lo único que existiera fuera lo que imaginamos. Quizá nos quedamos paralizados en eso y se nos olvida que nuestra vida es mucho más amplia y que sobre todo, estamos viviendo aquí y ahora…

El Psicólogo Terapeuta, desde el Enfoque de Psicoterapia Gestalt, nos va a ayudar a quedarnos más en nuestro Aquí y Ahora. Eso no significa que no sea útil anticipar, fantasear, recordar o planificar. Lo que pretende el Psicólogo no que dejes de hacerlo, sino que no lo hagas habitualmente como forma de evitar lo que necesitas en tu presente. En Terapia Gestalt la responsabilidad sobre las decisiones de uno mismo las tiene la propia persona. Eso quiere decir que el Terapeuta se va a situar en la Psicoterapia como una persona que va a ayudar al otro/a en el proceso de desbloquear lo que necesita para encontrarse mejor, según las decisiones personales del paciente/ cliente.

La Terapia Gestalt es un buen medio para ayudarte a permanecer más en tu presente, con la ayuda de un Psicólogo Terapeuta.

[Volver...]