El darse cuenta

Darse Cuenta es prestar atención a lo que está ocurriendo, tanto fuera como dentro de uno/a mismo/a, tomar conciencia de las cosas, registrar lo que ocurre sin más. Cuando estoy funcionando de esa manera tengo una mirada de observador, de poner el foco de atención en algún sitio. ¿Por es tan importante para una persona aumentar su darse Cuenta en sus situaciones problemáticas?

Porque en la mayoría de los casos no tenemos Conciencia de lo que nos está ocurriendo o está ocurriendo en el ambiente o en los demás verdaderamente, y eso nos causa problemas.

Por ejemplo:

- No nos damos cuenta de que actuamos como nos dijo nuestro padre o nuestra madre en una situación pasada. Actuamos de manera automática, como un hábito, y este comportamiento puede estar en conflicto con nuestra verdadera necesidad en el presente. Como no nos damos cuenta de todo esto, ni siquiera podemos elegir como actuar. Cuando éramos niños/as tuvimos que actuar como nos decían, éramos pequeños y estábamos más indefensos. Ahora podemos abordar lo que verdaderamente necesitemos. (En el caso de la Terapia con niños no se trata de que ignoren los mandatos de sus padres, sino que aprendan a ver su propia voz, sus propios sentimientos, y a elegir en consecuencia, cada vez con mayor autonomía según su edad)

- No nos damos cuenta de que en una situación estamos enfadados y racionalizamos diciendo que no estamos enfadados y que no es para tanto. En ese caso no estamos bien situados porque el enfado nos sirve para ver que algo no nos gusta y necesitamos hacer algo, y entonces vamos acumulando malestar. Mandamos nuestro enfado al fondo y nos alienamos esa parte, es decir, ignoramos que una parte de nosotros existe. Si hacemos mucho esto nos vamos fragmentando, acumulando necesidades inconclusas y llega un momento que no sabemos como actuar. Esto se puede aplicar a cualquier otra emoción que podamos sentir y que ignoremos: dolor, tristeza, amor, deseo sexual, alegría, etc.

Cuando ocurre el darse cuenta en la persona es cuando decimos: “¡Ajá, así que era eso!. En ese momento algo cambia con la Toma de Conciencia, algo importante se integra y se asimila y una pieza se junta con el resto se integra y te permite abordar una situación desde una perspectiva nueva. Es como cuando acabas de encajar las distintas piezas de un puzzle, las piezas siguen siendo las mismas por separado, pero al juntarlas se forma algo nuevo, por ejemplo la imagen del puzzle y te aporta un conocimiento nuevo…¡Ajá…mi tono de voz es exigente…necesito pedir esto de otra forma!

En todas las terapias Humanistas se relaciona el Grado de Darse Cuenta con el Grado de Salud Psicológica y Emocional de la Persona, ya que muchas veces vamos funcionando con el piloto automático y no podemos elegir bien. El Psicólogo en la Terapia Gestalt ta va a ayudar a aumentar tu Darte Cuenta en los Puntos Ciegos o Zonas Negadas de tu Personalidad. El Terapeuta actúa como un Espejo en el que va ayudando a través del Proceso de Psicoterapia al paciente/cliente a tomar Conciencia de los Huecos que necesita integrar de si mismo.

Utilizamos miles de mecanismos para no darnos cuenta porque pensamos de una manera un poco inconsciente que si tomamos conciencia de ello nos va a perjudicar, cuando lo que ocurre en realidad es lo contrario, nos permite situarnos mejor frente a lo que queremos y con mayor probabilidad de conseguirlo. Además nos permitimos integrar la experiencia que estábamos reprimiendo y que no se nos repita una y otra vez porque podemos concluir la necesidad. En este punto la labor del Psicólogo o Terapeuta es crucial ya que conoce técnicas y procedimientos para ayudar a la persona en este proceso. Además el Terapeuta ya ha recorrido el camino del propio crecimiento personal (terapia) y eso le sirve para guiar al paciente/cliente. Esto no quiere decir que el camino del Psicólogo sea el mismo que el de paciente/cliente, sino que al ser los dos personas en un mismo proceso (psicoterapia) seguramente habrá puntos en común en ambos casos.

Asimismo, un Psicólogo no podría ayudar a tomar conciencia a otra persona de algo que él mismo no tiene integrado o es una zona negada para el Terapeuta. De ahí la importancia de la Supervisión o la Terapia del Terapeuta, para facilitar después el proceso de Aumentar el Darse Cuenta del Paciente/cliente.

En la Consulta de Madrid utilizo un Enfoque predominantemente Gestalt para, entre otras cosas, facilitar la Toma de Conciencia de los Pacientes/Clientes en su proceso de Crecimiento Personal.

[Volver...]